domingo, 16 de diciembre de 2012

LLEGAN LAS NAVIDADES Y CON ELLAS LAS BICICLETAS DE REGALO


   En estas Navidades se compran muchas bicicletas, ¿Pero cualquiera vale? La respuesta es claramente NO. Lo primero que tenemos que pensar a la hora de comprar una bicicleta ya sea para nosotros o para otra persona es la siguiente:

“¿Qué uso se le va a dar a la bicicleta?”

   Cada bicicleta está diseñada para un uso determinado, un ejemplo: una bicicleta de carretera va a ser muy incómoda para ir por la montaña, es más frágil a los terrenos ondulados, la postura es muy incómoda, etc… Por lo que tenemos que pensar en su futuro uso: va a usarse para distancias cortas o distancias largas, es para una persona pesada o para una persona en la media, va usarse por ciudad, carretera o montaña, de uso diario o de fines de semana, para entrenar o para competir, para mujer o para hombre, etc. Ya que según lo que busquemos las bicicletas tienen unas características u otras, es decir, están más preparadas para un uso concreto, por ejemplo: la bicicleta de paseo es pesada, estable, cómoda, suele ser rígida (sin suspensión) y con pocas velocidades, desde el punto de vista para la ciudad es genial porque no necesitamos más, pero es prácticamente todo lo contrario a una bicicleta de montaña. Por eso es tan importante que decidamos el uso que le vamos a dar.

  La segunda cuestión que deberíamos observar son los componentes que llevan, en muchas empresas pintan las descripciones de la bicicleta como “la más guay”, sobre todo en grandes supermercados que no están especializados en el deporte, <<Shimano 18 velocidades cuadro de acero, ruedas simples de aluminio, etc.>> A simple vista pensamos “Guau, es Shimano y tiene muchas velocidades” Cuando lo cierto es que es la gama más baja de Shimano. Un consejo es: las bicicletas baratas te salen caras a la larga (y no tan larga). A éstas bicicletas le ponen de todo, suspensión delantera, trasera, frenos de discos, etc, te las venden a 180-250€ y lo que están haciendo es colocar componentes muy básicos hechos prácticamente de plástico, lo que enseguida se estropean y deben de acudir al taller, y lo mejor de todo es que luego la reparación te sale más cara que la compra de la bicicleta.  Consejo 2: Comprar las bicicletas en tiendas especializadas donde puedan aconsejarte y darte un buen servicio post-venta.
  
 Por último queda la elección de la talla, tal como lo haces al comprarte ropa o zapatos –cuando decides comprarte una bicicleta- elegir el tamaño correcto es de suma importancia. Una bicicleta que se ajuste a tu estatura y medidas hará que tu andar sea mucho más confortable, eficiente y entretenido. 

   Sin duda sabemos que elegir el tamaño de la bicicleta correto muchas veces puede parecer complicado y engorroso, El cuadro correcto dependerá básicamente del tipo de bicicleta que buscas, tu altura, tu manera de andar y por supuesto, tu gusto personal. La talla del cuadro normalmente viene expresado en pulgadas y se refiere a la distancia del tubo del sillín hasta su intersección con el tubo horizontal (para unas marcas) o hasta el fin del tubo del sillín (para otras marcas).

Para saber que talla nos corresponde es fundamental  saber la longitud de nuestras piernas, para medir nuestras piernas lo mejor es ponernos frente a una pared y apoyando un libro en la pared y en nuestra entrepiernas, medir desde el suelo hasta el punto más alto que hayamos medido. ya tendremos la longitud de nuestras piernas.

Orientativamente esta longitud puede equivaler a las siguientes tallas:

                            Pierna de 71-72 cm...........................................Talla 15
                        Pierna de 73-74 cm...........................................Talla 15,5
                        Pierna de 75-78 cm...........................................Talla 16
                        Pierna de 79-82 cm...........................................Talla 17
                        Pierna de 83-84 cm...........................................Talla 17,5
                        Pierna de 85-88 cm...........................................Talla 18
                        Pierna de 89-90 cm...........................................Talla 19
                        Pierna de 91-92 cm...........................................Talla 19,5
                        Pierna de 93-94 cm...........................................Talla 20


   Otro truco para saber nuestra talla es multiplicar por 0.21 la longitud de nuestras piernas. Hay que tener en cuenta que la existencias de estas tallas y los saltos entre las mismas se deben a las necesidades de producción de la fábricas y que aunque en teoría sea nuestra talla no nos tiene porque ir bien. A pesar de todas las orientaciones que os exponemos las bicicletas se han de probar, ya que las características de cada persona son únicas.