lunes, 12 de noviembre de 2012

EL OTOÑO Y LA BICICLETA

Ya hemos entrado en esa época donde los arboles pierden su follaje y las precipitaciones abundan y por eso tenemos que prestar especial atención a varios aspectos de nuestra bicicleta.

Vamos a repasar estos aspectos para que nosotros y nuestra bicicleta estemos al 100% y podamos disfrutar con la mayor seguridad.

Un elemento a tener muy en cuenta en esta estación es el neumático o cubierta. Este elemento es uno de los más importantes ya que es el que nos une al suelo y es el que hace que nuestra marcha sea segura. Debemos comprobar el estado del neumático periódicamente.

Estos son los aspectos que debemos tener en cuenta:

- Dibujo del neumático: Debe de ser visible y con al menos 2mm de profundidad para que con la lluvia desaloje el agua y mantenga el neumático en contacto con el suelo, así evitaremos caídas y pinchazos.

- La presión del neumático: Debe ser la adecuada para cada tipo de neumático, ésta viene impresa en el flanco del neumático.

Otro elemento a tener en cuenta es el circuito de frenado, ya que es el que hace que frenemos de una forma rápida y segura. Se deben revisar periódicamente los cables de frenos para verificar que no tienen óxido y que no están defectuosos o deshilachados, las fundas deben estar engrasadas para que el deslizamiento del cable en su interior sea suave y se conserve el cable en las mejores condiciones posibles y debemos prestar mucha atención al estado de las zapatas de freno y comprobar que no están gastadas, deterioradas o cristalizadas. Para los Frenos de discos hidráulicos hay que prestar atención a las pastillas de frenos que no estén oxidadas o cristalizadas.

También hay que tener en cuenta que hay menos horas de sol, por lo que debemos tener en cuenta que debemos ver y ser vistos por los demás usuarios y para eso nada mejor que unas luces delanteras y traseras, ésta última a ser posible parpadeante ya que es más llamativo y seremos vistos antes.

Los accesorios también tienen su pequeño apartado aquí ya que con las lluvias y los charcos podemos llevarnos una ingrata sorpresa al ver que tenemos el pantalón o la chaqueta manchada, y nada mejor para eso que unos guardabarros que nos protejan del agua y hagan más confortable nuestro viaje.

Por último hay que prestar atención a la ropa que usemos ya que con la humedad y el ejercicio se hace más notable el sudor, que sumado al frio puede hacer que nos resfriemos, así que si contáis con un cortavientos que sea transpirable y os quite el frio mejor que mejor.

¡Y ahora a disfrutar de la bicicleta en otoño!